miércoles, 10 de marzo de 2010

ALUCINACIONES DEL PASADO

ALUCINACIONES DEL PASADO

INTRODUCCIÓN

Cada soplo de aire que inhalamos impide que nos llegue la muerte que constantemente nos acecha... En última instancia la muerte debe triunfar, pues desde el nacimiento se ha convertido en nuestro destino y juega con su presa durante un breve lapso antes de devorársela. Sin embargo, proseguimos nuestra vida con gran interés y solicitud durante el mayor tiempo posible, de la misma manera en que soplamos y hacemos una burbuja de jabón lo más grande y larga posible, aunque con la certeza total de que habrá de reventarse (un año con Shopenhauer, Pág. 5, 2004).

Relacionando el párrafo anterior con el fundamento de la película <> puedo establecer a título personal que la mayoría de los seres humanos vivimos preocupándonos por el futuro que nos espera, así como de lo que habremos hecho bien o mal para cuando la muerte se nos presente, vivimos entonces en un constante estrés, preocupados por qué debemos o no hacer ante alguna situación presentada, sin tomar en cuenta que la muerte no es sino un proceso al que tendremos que someternos independientemente de que estemos o no preparados para hacerlo.

SÌNTESIS DE LA PELÍCULA

Haciendo una breve reseña de lo que la película trata puedo decir que la obra <>muestra el cómo es o puede ser la agonía de un ser humano el cuál no está preparado para morir. Jacob Singer quien en este caso es el protagonista de la película forma parte del ejército, es por ello que se encuentra entre los soldados seleccionados para defender a Vietnam. Jacob es herido gravemente en el estómago con un arma de fuego, a partir de ahí él comienza a presentar periodos de conciencia y de inconciencia. Mientras el protagonista se encuentra inconciente comienza a tener diversas alucinaciones en relación a su vida, él visualiza a su hijo quien murió poco antes de que él se fuera a la guerra, observa que se divorcio de su primera esposa y vive ya con alguien más (una compañera de trabajo), presenta delirio de persecución mientras se encuentra en periodo de alucinación y comienza a observar diversas criaturas ajenas a su realidad además de visualizar monstruos a su alrededor y se da a conocer en una de sus alucinaciones que un hombre le afirma que todas sus visiones son causadas por una droga que se le inyecto a él y a sus compañeros para despertar su ira y así rindieran mejor en la guerra, dicha droga es llamada como “la escalera”, argumentando que ésta es capaz de llevar al individuo directo al miedo primario, a la base de la ira.

Ya en una de las escenas finales se observa que en realidad todo lo sucedido en la película no fue más que una alucinación que vivía Jacob mientras se encontraba en estado inconciente y al final, deja de resistirse a la muerte y a lo que esto conlleva, convirtiendo entonces todos los demonios en ángeles que le guiarán a la paz.

DESARROLLO

Ahora bien, en la película <> se muestran a manera de alucinación diversas realidades que vivimos y que por ello considero importante mencionarlas.

Primero, la película da a conocer las consecuencias que puede llegar a provocar el uso quizá no inadecuado pero sí irresponsable de las drogas, porque si bien es cierto, la droga es una sustancia que provoca efectos y alteraciones sobre el sistema nervioso central que crea adicción, taquifilaxia y cuadros de abstinencia, situación por la que tuvo que pasar Jacob Singer (Protagonista) durante su alucinación así como algunos de sus compañeros a los cuales se les introdujo al organismo esta droga capaz de alterar las funciones cerebrales y por tanto, la mentalidad de cada uno de ellos y como consecuencia, convertirlos en seres irreconocibles ya que, se volvieron sujetos agresivos y rabiosos.

Esto no tiene por que ser precisamente una alucinación porque por desgracia, el hombre mismo ha sido víctima de experimentos realizados con drogas y, lo peor es que son con el objetivo de alterar el funcionamiento del organismo de la persona y no específicamente para transformar al hombre de manera positiva sino muchas veces para hacerlo capaz de destrozar a otros seres humanos en guerras.

Los diferentes enfrentamientos ya sea entre grupos políticos o entre naciones siempre han traído en rastra muchísimos avances tecnológicos y científicos lo cuál ha sido importantísimo para nuestro desarrollo como sociedad pero es importante recalcar que los avances también se dan en la transformación de diversos armamentos (explosivos, pistolas, etc.) de fuego y la creación de diversas sustancias químicas como lo son las drogas, capaces de alterar la salud mental y éstas son situaciones que traen consecuencias perjudiciales para la sociedad en general.

En segundo lugar, en la obra <> se observa cómo nuestro sentidos son capaces de engañarnos y crearnos realidades que no existen y que posiblemente jamás lo harán, es por ello que coincido con el pensamiento de Descartes cuando establece que no podemos estar seguros de la información que nuestros sentidos nos proporcionan porque puede ser alterada por el contexto, por ende, sólo podemos asegurar que somos seres capaces de razonar. Entonces, no podemos confiar en nuestros sentidos para demostrar la realidad en la que nos desarrollamos.

Tercero, jamás podremos estar seguros de que nuestra vida y nuestra realidad no han sido más que una mera alucinación porque cada individuo vivimos nuestra propia realidad y el entorno lo hacemos parte de nosotros, entonces puedo afirmar que lo más adecuado es esperar la muerte no como algo trágico sino como un proceso al que es necesario que nos sometamos para pasar a un estado mejor, sin temerle a la misma y, sobre todo a afrontarla y no resistirnos a ella, quizá así si nuestra vida es una alucinación no habrá transcurrido con demonios alrededor nuestro sino con ángeles.

En cuarto lugar, otro aspecto importante a considerar es cuando se establece la frase “las drogas te llevan al infierno”, porque probablemente cuando el individuo consume este tipo de sustancias químicas siente estar en el cielo(sin saber cómo es en realidad) pero considero este pensamiento como otra alucinación pues las drogas no hacen más que hundir a la persona en el infierno mismo convirtiendo al individuo en un ser dependiente de una sustancia, haciéndole ver y vivir cosas que posiblemente no existen y jamás lo harán.

Quinto, la situación presentada en esta obra es muy trágica pues en ella se da a conocer que este tipo de historias existen en realidad y que vivir con algún tipo de alteración o trastorno psicológico es algo difícil de sobrellevar y no por eso hay que dejar la posibilidad de vivir con cierta tranquilidad pero por otro lado es muy interesante observar situaciones de este tipo, ya que, permite darnos cuenta de lo tanto que puede llegar a ser manipulada nuestra mente, de los cambios que pueden presentarse en nuestra vida por el hecho de que nuestro cerebro haya sido manipulado, de observar lo que provocan las drogas y principalmente que es necesario considerar la posibilidad de que todo es irreal y de que no porque nos sintamos adecuadamente sea porque así nos encontramos.

Para lograr lo que se establecía acerca de que cuando una persona muere y encuentra su paz y deja de resistirse a la muerte, los demonios se convierten en ángeles, considero necesario dejar de temerle a la muerte (principalmente) pues vivimos temerosos de que ese momento llegue y no estemos preparados para abandonar este mundo y entonces considerar que la muerte no es más que una etapa más por la que hay que pasar para posiblemente seguir disfrutando de otras realidades.

Los seres humanos tememos (por naturaleza) a lo incierto y a lo que no nos es posible conocer hasta que no pasemos por ello porque vivimos preocupados por el futuro y reprochándonos por nuestro pasado, por lo que no hicimos y pudimos haber hacho, en fin, son tantas las situaciones que nos impiden vivir y formar parte del presente deteniéndonos entonces disfrutar de cada momento y de cada situación a la que nos estemos enfrentando.

Otro aspecto importante a mencionar es lo difícil que debe ser para el ser humano ayudar o estar presente mientras otro se encuentra en estado de agonía, pues éstos deben enfrentarse a su propio temor a la muerte para confortar de forma adecuada al sujeto que agoniza. Ahora bien, estas personas tienen que estar presentes y soportar los diversos mecanismos en los que se está escudando el agonizante, tales como rechazo y aislamiento, ira, rabia, envidia y resentimiento, ofrecimientos, depresión y resignación. La mayoría de los investigadores piensan que estas fases se producen en un orden impredecible y que se pueden entremezclar con sentimientos de esperanza, angustia y terror.

Como un aspecto más consideremos que la vida en general puede resultar deprimente por el hecho de vivir angustiados por el qué pasara, qué no hicimos correctamente, qué y como debemos actuar para que cuando llegue el momento en que se nos presente la muerte no nos sintamos frustrados por no haber cumplido con nuestra meta en la vida, por tanto, considero que una vida feliz es imposible, no sólo porque no sabemos cuándo vamos a morir sino porque nuestro destino es incierto, entonces, por más que tratemos jamás nos sentiremos plenos totalmente.

Ahora bien, si observáramos la vida en sus detalles más mínimos, qué ridículo nos parecería todo, porque como se establece en el libro “Un año con Shopenhauer”, la vida es como una gota de agua vista en el microscopio, una única gota rebosante de protozoarios. Cómo nos referimos de un ansioso ajetreo y de cómo luchan entre sí. Sea allí o en el breve lapso de la vida humana, esa terrible actividad produce un efecto cómico”.

Los seres humanos lograríamos ser realmente sabios si lográramos que el objetivo central o el objeto supremo de nuestra vida fuera disfrutar el presente pues ésa es la única realidad en la que nos desenvolveríamos correctamente; todo lo demás no puede ser sino más que un simple juego del pensamiento.

Pero también podríamos llamarlo nuestra mayor locura, porque no vale la pena dedicar un esfuerzo serio y tanto tiempo a lo que existirá sólo un momento y luego se desvanecerá como un sueño, porque eso será la vida, un sueño y más nada.

**Aún cuando no exista un motivo preciso, soy presa permanente de una inquietud violenta que me hace ver y sospechar peligros donde no existen pues magnifica infinitamente el menor contratiempo y dificulta al extremo las relaciones con la gente.

Gracias a la película <>, puedo afirmar que cuando se está bien en todos los sentidos no nos preocupamos por lo que sucederá después y consideramos que nuestra vida será larga, pero cuando se llega el momento en el que se encuentra frente a la muerte pienso que se implementan una diversidad de mecanismos de defensa para sentirnos un poco aliviados y no culparnos por lo que no realizamos pero cuando se llega el momento en el que se encuentra frente a la muerte pienso que se implementan una diversidad de mecanismos de defensa para sentirnos un poco aliviados y no culparnos por nuestro pasado. Lo relaciono con la frase en la que establece: “La alegría y el optimismo que tenemos en la juventud se deben en parte el hecho de que estamos ascendiendo la colina de la vida y no vemos la muerte que nos espera al pie de la otra ladera”.

Deberíamos poner stop a nuestros deseos, luchar por nuestros anhelos y sobreponernos a la ira, teniendo presente en todo momento que el individuo sólo puede alcanzar una parte infinitamente pequeña de lo que vale la pena tener, es decir, la felicidad, porque como lo mencioné anteriormente, no habrá jamás un hombre completamente feliz.

Ahora bien, en la juventud, la vida se nos presenta como un futuro ilimitado; en la ancianidad, como un pasado muy breve, el cual muchas de las veces nos gustaría modificar.

A medida que nos adentramos en el mar, los objetos de la costa se vuelven cada vez más pequeños y difíciles de reconocer y distinguir; lo mismo nos ocurre con los años del pasado y todos sus acontecimientos y actividades.

Debemos ser pacientes ante las circunstancias que se nos presentan porque de todas ellas aprenderemos algo, por más mínimo que sea.

Debemos ser indulgentes con todos los desatinos, defectos y vicios humanos teniendo en cuenta que lo que tenemos ante nuestros ojos son nuestros propios desatinos, defectos y vicios.

Esta película en general muestra la verdadera realidad a la que nos estamos enfrentando día a día como consecuencia de tantos y tantos avances tecnológicos, muestra lo cruda que puede llegar a ser la vida, cómo puede ser la vida de los soldados y sobretodo de los sobrevivientes de alguna guerra porque posiblemente vivirán traumatizados por el resto de su vida.

**Al final de su vida, si el hombre es sincero y está en posesión de sus facultades, jamás va a desear recorrerla de nuevo.

En vez de eso preferiría una no existencia total.

CONCLUSIÒN

Cuando un hombre está en estado de agonía ya no hay nada que pueda inquietarlo, a menos de que su vida no haya sido la que éste esperaba, es entonces que podrá sentirse incómodo y frustrado por no haber cumplido con todas sus expectativas. Son muchos los factores que determinan nuestro recorrer por el mundo tales como nuestras inclinaciones, que nos amarran al mundo y nos arrastran de un lado a otro con dolor permanente.

El hombre vive en constante estrés y por tanto dedica muy poco tiempo a las cosas por las que realmente debería interesar, la felicidad personal por ejemplo, ahora bien, con la visión que presenta la película <> es necesario cambiar nuestras expectativas respecto a la vida y sobre todo a la muerte, además de que es necesario establecer la duda acerca de la realidad en la que nos desarrollamos y la información que nos sentidos nos proporcionan. ¿Será que podemos realmente en lo que nuestros órganos de los sentidos nos proporcionan?

¿Existirá realmente el cielo y infierno? o son meros mecanismos de defensa que se nos presentan ante el hecho de que nos falta poco para morir para sentirnos de cierta manera aliviados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada